viernes, 28 de noviembre de 2008

Llamando a las puertas del infierno.

Hace un año me diagnosticaron un cáncer, linfoma de Hodgkin le llamaron, menos mal que le dieron otro nombre que no el mío, no hay nada peor que le digan a uno "usted tiene el síndrome svensongf señor svensongf", con otro nombre a otro le ha pasado, por lo cual los médicos algo mas saben, te informas más o menos de todo y ves que la cosa tiene dos salidas, horizontal y vertical, que la horizontal es mas bien escasa, pero que ahí esta, te enfrentas a una quimioterapia brutal, en mi caso debido a infecciones dos veces estuve hablando con un tío vestido de túnica negra y yo con unas monedas en el bolsillo para pagar al barquero.
Poco a poco te vas dan dando cuenta de...... y una mierda, de repente y por sorpresa te das cuenta que eres un trozo de carne, cuya alma esta llamando a las puertas del cielo, que el tal san Pedro debe estar sordo o de vacaciones y que la única salida es bajar la escalera y al fondo a la izquierda, llamar a las puertas del infierno, y esperar que alguien te escuche se apiade y te deje pasar, en el pasillo mientras revisan tu curriculum, te pones a pensar en lo que has hecho en tu vida y lo que has dejado de hacer, después de una eternidad te despiertas y ves que sigues vivo, jodido, pero vivo, entonces es cuando la escarlata dice eso de no pasar hambre, pero no eres escarlata (blanco pálido tirando a cadáver es mas acertado), simplemente me sentí mejor, no de salud, mejor conmigo mismo, y no una dos veces seguí el mismo camino, llego un momento en que poco me importaba el dolor de los pinchazos para sacar sangre o coger vías, dos veces vi la parca y las dos veces no estaba en su lista.
A día de hoy el cáncer esta parado, pero ahí sigue, algunas cosas he aprendido, una de ellas es a saber saborear todos los momentos, sean buenos o malos, la otra es a no tener miedo, ya no le temo a la muerte, es más me importa un bledo si viene hoy o mañana, se que vendrá, así que ¿por que tener miedo a la muerte?.

Algo no ha cambiado, solo ha aumentado, un gitanillo lo dijo "que mala folla tiene el payo", pero eso otra historia, quizás mañana.