lunes, 16 de febrero de 2009

Curiosidades de la vida.

El cáncer es como esas cartas certificadas que esperas después de un fogonazo en la carretera (en mi caso unos bultitos), ¿seré yo quien iba rápido o era para otro?, sabes que te puede tocar, la mayoría ni piensa en ello hasta que le toca, después de sobrevivir a la primera fase y quedar en espera, una especie de stand-by pero pidiendo que nadie le de al play, puedes hacer varias cosas, dedicarte a buscar consuelo en algún dios o similar, o pasar de ello y disfrutar de la vida, y allí es donde estoy, viendo la vida de otra forma, imaginar que no soy de aquí, examinar la vida humana en este planeta es fácil solo hace falta mirar, pero mirar bien.

La mayoría vive sin pensar, solo actúan como maquinas, por lo que si se sustituyen por maquinas pocos notarían la diferencia, he visto a humanos tropezar con la misma piedra todos los días, y no tener la iniciativa o el valor de retirarla o aprender a esquivarla, cualquier maquina con un mínimo de programación buscaría alternativas, o la quita o la esquiva, el humano no.

He visto peregrinar a los humanos a centros comerciales y verles recorrer en coche 500 metros en una hora, les he visto comprar cosas inútiles, la mayoría reconoce que son inútiles, pero las siguen comprando, su excusa para dar el cabezazo contra la piedra es muy sencilla "esta muy barato".

He visto a personas prostituir su honor, su vergüenza y su moralidad por un puesto desde el cual piensan que tendrán mas poder, y lo único que tienen es menos honra, menos vergüenza, y menos moral, quizás piensan que desde allí podrán enchufar a sus amigos y familiares.

He visto a personas venderse por un ascenso, he visto regalar ascensos para simplemente mostrar cual es el camino, lamerculos esta bien visto, quien no lo hace queda maldecido, y todo ello pagado con nuestros impuestos.

He visto a inútiles en puestos desde los cuales se arriesgan vidas.

He visto como la historia de una ciudad salía de ella camino al vertedero de escombros.

He visto destruir la belleza de una flor por un capricho.

He visto el asesinato de seres vivos por dinero.

He visto tirar la piedra y esconder la mano para predicar la paz.

Y todo ello en poco mas de un mes.

En mi vida, repasando lo que he visto, he visto morir a humanos a mi lado y con su mano en la mía.

He visto vidas destrozadas por vicios y nimiedades.

He visto guerras, las he vivido, las he luchado y he sangrado en ellas, he visto morir a niños por un trozo de tierra perdida en el infierno verde.

He visto demasiado para una vida, y aun así estos humanos se superan día a día en su estupidez.

Quizás solo me quede un suspiro, o como casi todos en la familia cumplir los 80 o 90 con tranquilidad, en cualquier caso entre las cosas que me animan a seguir es seguir viendo como día si y día también, las maquinas esquivan piedras o las quitan, los humanos se dan de bruces con ellas, incluso las adoran como dioses.

1 comentario:

peripecio dijo...

Vaya! Lo siento mucho. Espero que no vaya a más. Ahora el cáncer es más fácil vencerlo. Suerte!