lunes, 8 de febrero de 2010

Haití el ultimo gran negocio.

Nos conmovemos ante las desgracias lejanas, y no vemos las que nos rodean, las familias que deben abandonar sus casas por que un banco les dio un crédito que sabían que no podrían pagar, padres buscando en los contenedores de basura comida para sus hijos, y todo esto a nuestro lado, es jodido que un terremoto te tire tu casa y te mate a tu familia y no tengas que comer, pero mas jodido es ver como se negocia con tu miseria, como los bancos se quedan con parte de esas ayudas en forma de comisión, si prometen devolverla pero solo a los que lo reclamen.
Cada vez que hay una catástrofe dos especies de buitres carroñeros se frotan las manos, los bancos por sus ganancias, y los políticos por un circo mas con el que distraer a esos votantes idiotas que tropiezan una y otra vez con la misma piedra incapaces de cambiar de dirección o de simplemente quitar esa losa sobre su tumba.

No hay comentarios: