viernes, 25 de marzo de 2011

Tic-tac-tic-tac

Tic-tac-tic-tac, no es el reloj de la privatización de AENA, ni el del despido de sus trabajadores.
Tic-tac-tic-tac, no es el reloj de rodriguez zapatero, ni de pepiño, ni del presidente de AENA (busquen en google lema san jose).
TIC-TAC-TIC-TAC, es el sonido de una cuenta atrás, es el sonido de la cuenta atrás para el siguiente accidente aéreo en España, este reloj al igual que el del fin del mundo o reloj del Apocalipsis (y hoy estamos a tres minutos de medianoche) avanzan o retroceden según cambian las condiciones, pero a diferencia del reloj del Apocalipsis, el reloj del siguiente accidente aéreo no deja de avanzar TIC-TAC-TIC-TAC y no creo que nadie lo pueda detener, solo reiniciar, y solo se reiniciara cuando suceda otro accidente aéreo, no la caída de un helicóptero, ni una avioneta, hablo de un accidente en los que los muertos desbordan cualquier previsión, sucedió en los rodeos, barajas, quizás el ultimo de barajas reinicio la cuenta atrás, pero esta vez la cuenta es mas rápida que la ultima vez TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC.
¿Por que va mas rápido hoy? quizás parte de la culpa sean circunstancias que otros saben explicar mejor:
Grave problema en barajas (OJO solo el comentario de Luis Guil Pijuan)
Controladores.
Quizás sea que el reloj se canso de retroceder o pararse ante tanta ignorancia sobre el sector aéreo, ante tanto político mas interesado en cuatro euros que en servir a su país.
Ir cavando tumbas, la nena de la guadaña viene, y esta vez viene sin guadaña, trae una cosechadora.
TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC-TIC-TAC..............

lunes, 21 de marzo de 2011

Desvariando con AENA, para no variar.

Hablas de aeropuertos y sus trabajadores y todos piensan en lo mismo, controladores con ferraris, mercedes, en trabajadores con privilegios solo al alcance de políticos ladrones, constructores sin escrúpulos o banqueros con mano larga y cartera ancha, pero no todos son controladores (que no ganan ni de coña lo que dice el ministro egipcio de ancho bolsillo), la mayoría son casi mileuristas, casi por que cobran mil y algún euro mas que no llega ni para los cafés del rodriguez zapatero de turno, debiendo de trabajar sus horas y muchas mas para arañar los 1500 euros que de récord alguno cobro y enmarco la nomina para presumir de que algún mes pudo darse el capricho de comprar pipas sin cascara, en vez de comer las piedras que la constructora de turno (esa que unta de mantequilla dorada a los directivos de AENA) arranca del suelo para construir la ultima parida mal diseñada de algún arquitecto con parkinson, al que pagan un paston que ya quisieran repartirse cien controladores dosmileuristas.

Alguno después de leer la mal parida anterior pensara ¿a este LAH se le ha ido otra vez la olla?, ¿volverá a las andadas con algún experimento de químico loco?, ¿será catador de peyote?, no, todavía no comulgo con peyote (ya quisiera uno ser como los curas, curras menos de una hora y con vino), será y es que cada vez me cabreo mas, cada vez me dan ganas de agarrar la primera vara y predicar en plan Tío de la vara y repartir a diestro y siniestro, pero si lo hiciese, no quedarían posaderas para las sillas de los mariachi de pepiño, una de las ultimas perlas en bruto, sin cultivar, ni pulir: http://www.invertia.com/noticias/articulo-final.asp?idNoticia=2492752 , como siempre para verificar que eso es verdad y no un caso aislado recurro a las fuentes de origen, usease, los curritos casi mileuristas de AENA, los cuales no solo dicen que eso ha pasado, insinúan los muy terroristas (calificativo usado por políticos y periodistas sobre los casi mileuristas de AENA) que eso sigue pasando, por todo ello y mucho mas dicen:

VOTA NO al preacuerdo.
esa frasecita me la ha venido repitiendo desde el triste día del preacuerdo el compañero de blog, el cual ya esta harto de ser tratado como un terrorista por los políticos, como un miserable, y otros calificativos aun peores por cualquier periodista del todo a cien, y ahora es humillado por los sindicatos con un preacuerdo que no sirve de nada, pues no garantiza nada y solo sirve a los intereses de políticos, constructoras y sindicalistas revendidos al poder del euro.

Es triste que una empresa rentable la hayan dejado hundirse adrede para mal venderla (regalarla dirían muchos) a los amigos del político de turno, al cual ojalá le llega el turno de la parca cuanto antes, así por lo menos algo de dinero dejara en las arcas del estado para pagar las míseras pensiones de nuestros jubilados.